Entrenamiento de Fuerza – Osteoporosis y Beneficios

En este Post transcribo el contenido del “Manual NSCA – Fundamentos para el Entrenamiento Personal” en el cual habla y describe los beneficios Esqueléticos de realizar ejercicios de Fuerza.
Es interesante entender los mecanismos básicos de entrenamiento que influyen en la mejora y mantenimiento de un estado saludable, e igualmente importante poder difundir este conocimiento y estudios ya que en forma preventiva realizando ejercicios de intensidad y fuerza, puede prevenirse la osteoporosis y en avanzada edad, disminuir su avance así como fortalecer el cuerpo en cuanto a todo su tejido muscular y de esta forma estar mas fuerte y preparado para posibles desequilibrios y caídas.

Senior fitness instructor assisting student during outdoor exercise class

Como indican los estudios referenciados, la mayoría están hecho sobre una población de mujeres ya que también a partir de la menopausia disminuyen hormonas como el estrógeno, lo cual facilita el avance de la osteoporosis.
En forma preventiva , desde temprana y mediana edad, es importante desarrollar y mantener huesos fuertes y musculos fuertes y de esta manera el avance de la perdida de masa ósea será menor.

5fa70-old-fitness-3

He aquí el articulo:

Cambios Esqueléticos:


Aunque puede ser tentador considerar el sistema oseo como una estructura inerte compuesta sencillamente por una serie de palancas sobre las cuales actúan los músculos para crear movimiento, el tejido oseo es un tejido muy “vivo” y dinámico. El hueso , ademas del papel que tiene en el movimiento y la protección, también sirve de depósito de importantes minerales, especialmente de calcio.

La osteoporosis es la consecuencia de una desmineralización prolongada del hueso.

En los últimos años se ha estudiado el entrenamiento de fuerza por su posible influencia en la densidad mineral ósea (DMO). El tejido óseo se ve afectado de forma significativa por la tensión a la que es sometido; es decir, la deformación del hueso hace que las células oseas inicien una serie de actividades que estimulan la formación de hueso (6,65). Por lo tanto parece lógico estudiar los entrenamientos de fuerza en la formación de hueso, especialmente en el contexto de la osteoporosis. Como la osteoporosis es principalmente, aunque no únicamente, una enfermedad asociada a las mujeres postmenopáusicas, la mayoría de estudios se han centrado en las mujeres. En concreto , los investigadores se han centrado en el efecto que el entrenamiento de fuerza tiene en la acumulación de tejido óseo antes de la menopausia (el mayor volumen de masa ósea se alcanza habitualmente antes de los 40 años) (6), así como en el efecto que tiene en el declive de la masa ósea asociado a la edad y a la menopausia. La menopausia es particularmente importante en el desarrollo de la osteoporosis porque hormonas como el estrógeno, que facilitan la formación de hueso, disminuyen en forma notable en esa fase de la vida. La acumulación de masa ósea anterior a la menopausia se considera importante porque cuanto mayor sea su volumen, menos graves serán las consecuencias de la pérdida de masa ósea.

En trabajos de investigación publicados se ha demostrado con claridad que, en estudios transversales, las mujeres mas fuertes suelen tener huesos mas gruesos y fuertes, aunque el sesgo de selección podría influir en este tipo de estudios (3). Los estudios de intervención son menos claros en lo que respecta a si los programas de entrenamiento de fuerza tiene como resultado un aumento de masa ósea. Algunos de estos estudios no muestran un efecto significativo del entrenamiento de fuerza en el tejido óseo (10, 104), mientras que en otros estudios se demuestra que puede afectarle positivamente (87,121). Las diferencias existentes entre estudios se ven influidas por factores como la duración y características (intensidad, volumen, tipo de ejercicios, etc.) de los programas de entrenamiento, el tamaño de las muestras, las diferencias en el grado de desmineralización ósea previo al entrenamiento, el sexo y la edad. Según un reciente metanálisis, el entrenamiento de fuerza de alta intensidad puede aumentar de manera siginificativa la densidad mineral ósea de las vertebras lumbares en mujeres premenopáusicas, pero no la del cuello femoral (89). A pesar de ello hay evidencias suficientes en la literatura especializada como para decir que es muy probable que el entrenamiento de fuerza tenga un efecto positivo en el tejido óseo (6). Lo que no se ha estudiado en profundidad es el efecto que el entrenamiento explosivo y el entrenamiento pliométrico tiene en la densidad mineral ósea. Tanto la magnitud como el índice de tensión afectan al estímulo necesario para la formación de hueso (6) y se supone que ambos factores son mayores en el entrenamiento explosivo y pliométrico. Ademas de los efectos evidentes del entrenamiento de fuerza sobre la masa y la fuerza musculares, este tipo de entrenamiento también puede hacer que disminuya el riesgo de osteoporósis, fracturas y caídas más adelante en la vida.


Referencias:

(3) American College of sport and Medicine. 1995. Position Stand: osteoporosis and Exercise. Medicine and Science in sport and exercise 27.i-vii.

(6) Barry, D.W y W.M.Kohrt. 2008. Exercise and the preservation of bone health. Journal of cardiopulmonary rehabilitation 28:153-162.

(10) Bemben, D.A., N.I. Fetters, M.G. Bemben, N.Nabavi y e.T. Koh. 2000. Musculoskeletal responses to high- and low-intensity resistance training in early postmenopausal women. Medicine and Science in Sport and Exercise 32 (11): 1949-1957

(87) Maddalozzo, G.F. y C.M. Snow. 2000. High intensity resistance training: Effects on bone in older men and women. Calcified Tissue International 66: 399-404

(89) Martyn-St James, M. y S. Carroll. 2006. Progressive High Intensity resistance training and bone mineral density changes among premenopausal women. Evidence of discordant site-specific skeletal effects. Sport Medicine 36: 683-704.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s